DestacadosFarándula

José Gregorio Hernández ya es beato

Caracas.- La Conferencia Episcopal Venezolana confirmó este viernes José Gregorio Hernández, el médico de los pobres, fue declarado nuevo beato de la Iglesia católica.

En audiencia con el cardenal Angelo Becciu, el papa Francisco autorizó los decretos que darán a la Iglesia cuatro beatos que representan a América del Sur y a Europa con su anhelo de servicio a los pobres, la nación y los jóvenes, informó el sitio de noticias de la Santa Sede Vaticano News.

«Los Decretos promulgados hoy por la Congregación para las Causas de los Santos con la autorización del Papa Francisco, llevarán a la beatificación a tres Venerables Siervos de Dios que vivieron en el siglo XIX, por el reconocimiento de un milagro atribuido a su intercesión».

Así lo notificó el órgano oficial de información de la Santa Sede confirmando que «la Iglesia de Venezuela, de Latinoamérica y de todo el mundo se alegra porque ha sido anunciado el reconocimiento de un milagro que permitirá la próxima beatificación de uno de los laicos católicos más célebres de dicho país. Se trata de José Gregorio Hernández Cisneros».

“Una fe viva lo acompañaba siempre: para él la medicina era una misión, sobre todo para los más necesitados. A menudo compraba medicinas para sus pacientes y en lugar de pedirles dinero por la consulta, se la daba”, indica la página web del Vaticano en la descripción sobre José Gregorio Hernández.

El milagro de confirmación

El doctor es beatificado por el milagro de la niña Yaxury Solórzano, ocurrido en 2017, cuando ella tenía 10 años de edad. La menor y su papá fueron interceptados por delincuentes para robarles la moto en el sector Mangas Coveras del estado Guárico. Los antisociales dispararon y una de las balas hirió en la cabeza a la niña, que quedó en estado de gravedad.

Por lo ocurrido la niña podía quedar con discapacidad severa, así que su madre pidió auxilio al “Médico de los pobres”. Más de 20 días después Solórzano estaba sana.

Entre los nuevos beatos también se encuentran el argentino Fray Mamerto Esquiú, a quien se le atribuye el milagro de curar una niña con osteomielitis; el alemán Francisco María de la Cruz, fundador de la Sociedad del Divino Salvador y de la Congregación de las Hermanas del Divino Salvador; y la italiana María Laura Mainetti, quien fue asesinada por odio a la fe por tres jóvenes en junio del año 2000.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar