DestacadosLocales

El Tigre de ayer, hoy y siempre

Uno de los principales valores que tiene El Tigre, es su gente y la calidad humana. Esa mezcla de raza, de cultura que ha convivido y ha hecho evolucionar a la localidad

Redacción Virginia Serrano

El Tigre.- Mucha historia y décadas han transcurrido desde aquel 23 de febrero de 1933, cuando se inició la perforación del primer pozo petrolero por parte de la trasnacional Gulf Oil Company, que llevó por nombre OG-1.

Foto tomada en los años 80, por el Reportero Gráfico Higinio «el chino» Meléndez, como parte de su exposición de los 50 años de su carrera

Vinieron personas de diferentes nacionalidades; al igual que de diferentes partes del país, específicamente de Nueva Esparta y Zulia y de poblados cercanos como Pariaguán y Cantaura, quienes se arraigaron en el pueblo naciente, haciéndo una mezcla de razas y culturas.

Uno de los principales valores que tiene El Tigre, es su gente y la calidad humana. Esa mezcla de raza y cultura que ha convivido y ha hecho evolucionar a la localidad.

El comunicador social, con más de 50 años de experiencia y que se especializó en la investigación de la historia, desarrollo y la actualidad de El Tigre, Alexis Caroles, cuenta lo que para él ha sido, es y será El Tigre de ayer, hoy y siempre.

Caroles hizo memoria y recordó que por estas tierras para el año de 1933 no existía absolutamente nada y que El Tigre nació accidentalmente pero que, poco a poco los habitantes de esa sabana extensa se fueron organizando y cohabitando armoniosamente, hasta formar un urbamismo.

Afirmó que la ciudad ha sufrido ocho importantísimos bajones o recesiones y que, El Tigre ha ido al vaivén de la industria petrolera mundial.

«Cuando hemos tenido oportunidades muy buenas desde el punto de vista económico y trabajan en sincronía el gobierno local, con el regional y el nacional, hemos podido lograr avanzar y desarrollarnos como ciudad», refirió

Caroles expresó que en estos últimos 20 años se ha evidenciado como han surgido inversiones importantes, entre ellas los grandes centros comerciales y urbanizaciones, lo que demuestra que el tigrense tuvo y tiene la voluntad de crecer, de evolucionar y «proyectarnos a Venezuela y al mundo».

Sin embargo, acotó que lo largo de estos 87 años, los locales han sorteado décadas como la del 60, donde hubo una gran recesión económica y las autoridades locales exigieron al gobierno nacional ayuda y de allí nació el proyecto «Maniceros», lo que ayudó a que la producción agrícola y agropecuaria alcanzara niveles importantes en la economía, incluso asumió la salvación de la ciudad.

Vista área de la ciudad a principios de los años 80 

El comunicador social señaló que en el desarrollo de El Tigre, influyó que es bendecida con una ubicación geográfica envidiable, «somos el punto de intercepción donde convergen y se une el oriente del país, estamos a dos horas de Puerto La Cruz, de Puerto Ordaz, de Maturin, y nos conectamos con cualquier parte de Venezuela».

En la actualidad la ciudad ha sido víctima de la crisis que atraviesa el país, por lo que Caroles afirma que lo que la mantiene a flote es la ubicación, «no es menos cierto, que pobladores de otras regiones del territorio nacional vienen a la ciudad a comprar comida y a suplirse de algunos servicios».

Destacó que la población sigue siendo ese caso atípico y accidentado, porque se da un fenómeno interesante, que las grandes empresas en la zona han cerrado, al igual que en el resto del país, “pero aquí hay un incremento en el número de bodegones, hay más de 300 que han abierto de la noche a la mañana y ventas de comida que le dan vida».

Planificación
A pesar que El Tigre se ha mantenido en el tiempo, acotó que no ha habido una planificación organizada y que sería un buen regalo, por parte de quienes llevan los destinos de la ciudad, para su centenario.

«Aquí llegaron norteamericanos, españoles, italianos, árabes, sirios, libaneses, japoneses y chinos; y se mezclaron con los margariteños, con los zulianos que vinieron a trabajar y echar raíces, y sus descendientes, la nueva generaciones se mantienen arraigados en El Tigre, creen en la ciudad y han realizado nuevos emprendimientos», comentó.

Al preguntarle:¿Qué es lo que ha perdurado en el tigrense durante estos 87 años?, contestó: Que ha perdurado la resistencia, la lucha, la voluntad, «yo veo gente cada día más débil, pero con unas ganas de serguir luchando por la ciudad, por su terruño», ha perdurado el arrojo, el coraje, la educación, las buenas costumbres, el defender nuestro arraigo cultural, ha perdurado la experiencia y el saber de que somos la mejor ciudad de el pais y que el tigrense es otra cosa».

Finalmente el periodista puntualizó que El Tigre va a seguir evolucionando y creciendo, sin perder ese ímpetu de lucha y de resiliencia, sin perder su identidad local, va a llegar un momento como ocurrió en el pasado en las épocas de recesión, que el tigrense se reinventaba y salía adelante, «eso es lo que nos ha mantenido en estos 87 años y lo que nos mantendrá en el tiempo, estoy seguro que llegaremos a ser una de las principales ciudades potencia del país».

Foto Nehomar Guerra/Cortesía

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar